29.8.12

Amsterdam: Day 2



8 am: Aunque diera pereza levantarse, salté de la cama como un rayo a la ducha: no había tiempo que perder, había mucho que hacer.

Cogimos el tranvía hasta llegar al mercado de los tulipanes, una larga calle-canal completamente llena de puestos que vendían estas preciosas flores, de tantos tipos y colores que no sabías si elegir alguno o llevártelos todos.









Visita a 'De Nieuwe Kerk', o iglesia nueva, en plena plaza Dam, cuyo nombre se debe a que tuvo que volver a construirse prácticamente entera tras un gran incendio; en ella actualmente se celebran las coronaciones de los reyes y reinas de Holanda, pero ya no es utilizada para oficios religiosos. 
Me encantó la decoración interior, y esa pared dorada que me hubiera llevado a mi casa si hubiera entrado en el bolso jajaja











En esa misma plaza se encuentra uno de los centros comerciales más famosos y lujosos de la ciudad, el 'Bijenkorf': solo el escaparate (con la ropa de las sesiones de fotos para Vogue Nederland) te lleva a soñar y a creer que realmente hay gente que vive por y para la moda.
Seis plantas a lo 'corte inglés', pero llevado al exceso: bolsos de Céline, o Givenchy se mezclan con stands de maquillaje, y con las tiendas de Fendi o Gucci, por nombrar algunas de ellas…








Después de casi caerme al suelo para ver si alguien me abanicaba con un Antigona y tenerlo más cerca, nos fuimos a otra iglesia, la católica consagrada a San Nicolás, y de ahí a NEMO, un edificio con forma de barco que alberga el Centro Nacional de Ciencias. Un lugar sorprendente, en el que nos sentimos como dos niños más de todos los que allí había, probando y tocando todas las pruebas o juguetes que allí había (para que luego digan que la ciencia es aburrida)


























En la terraza superior un gran mirador te permitía observar gran parte de la ciudad y algunos de los edificios que lo rodean, entre los cuales a mi me llamo la atención uno, el Museo Marítimo, que parecía una casa de muñecas gigante, y que desconocía que era nuestro próximo destino. Su impactante patio interior, cubierto por un techo de cristal y metal, ya me decía que iba a merecer la pena haber llegado hasta allí. El edificio, a través de tres plantas, narraba la historia de la navegación holandesa, desde los orígenes en el siglo XVII hasta la navegación mercantil del XIX














Mis dos salas favoritas fueron: por un lado. una habitación con objetos de navegación colocados entre paredes que simulaban las estrellas, y por otra parte la sala de arte, en la que a través de marcos dorados, barrocos y sostenidos por barras de metal se podían observar escenas de veleros surcando el mar, batallas…
























Después de comer, avanzando por calles en las que tenías que mirar una y mil veces para no ser atropellado por alguna bici, encontramos el siguiente lugar que teníamos apuntado en nuestra lista, una casa barco. No penséis que todos los barcos que están amarrados a los canales son simples barcos pesqueros o de recreo, muchos de ellos hacen la función de vivienda; fue una visita curiosa, descubrir como viven algunas familias holandesas… Aunque también un poco claustrofóbica, no me veo durmiendo en una cama en la que tengas que entrar de rodillas… 










De ahí, y para tener otra vista completamente distinta, nos fuimos de paseo en barco: no puedes irte de Ámsterdam sin cruzar los canales, en barco o nadando, pero hay que cruzarlos…






























En Leidseplein, una de las zonas más concurridas de la ciudad, descubrimos el palacio en que Apple se había instalado, y no podíamos volver al hotel sin haber tomado un buen helado en Ben & Jerry's para variar con los sabores habituales que sueles encontrarte en los supermercados. 
Otro día agotador terminó y nos fuimos al hotel a por un merecido descanso...
















 XO XO 


3 comentarios:

Remei Gómez dijo...

¡¡¡PERO QUÉ PASOTE!!! Me en-cantan las fotos, ¡en serio! Qué preciosidad y sí que le sacáis jugo a los días, ¡así da gusto ir de viaje! Os parecerá una tontería, pero lo que más me ha matado ha sido la cola light de encaje XD (Qué tontita soy xD)

¡¡¡Más, más, más!!!

◄▌MEOWhoreable.{▲}▐► dijo...

Fotones y viaje de ensueño = Yo y envidia sana. Las fotos son preciosas y eso que he encontrado tu blog de casualidad, tienes un estilo único y eso me encanta, así que ya tienes una nueva seguidora(:
Besos y pásalo genial!♥

Daphne loves me dijo...

ME gustan mucho las fotos de Anstermad! ;)

veo que lo pasaste super bien! :D

un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...